José F. de León

0 notas

Nunca es demasiado tarde

Mi peluquero tiene 42 años y está estudiando la carrera de Derecho. ¿Saben por qué? Porque tiene un sueño. Tiene el sueño de estar un día en las sillas del Congreso para contribuir al país. Sabe que necesita prepararse y por eso lo está haciendo.

Mi bisabuela entró a los 50 años a estudiar psicología a la universidad. Se graduó, fue catedrática por un tiempo y luego puso su clínica y todavía ejerce. Actualmente tiene 85 años.

Mi madre, también entró a la facultad de psicología de 35 años, va en el tercer año y estoy más que seguro que se va a graduar. 

Y estoy seguro, que ustedes personalmente, conocen muchísimos mas casos como estos. Inclusive de personas de mayor edad. 

Y al mismo tiempo veo jóvenes que aun teniendo todas las oportunidades, recursos, tiempo y capacidad para estudiar… lo dejan. No los juzgo, porque yo personalmente tuve una época de, simplemente, no querer estudiar. Los entiendo, sé lo que es no saber hacia donde ir o a qué me voy a dedicar el resto de mi vida. De hecho, todavía no lo sé con seguridad. 

Hay personas muy afortunadas que desde niños saben lo que van a hacer por el resto de su vida. Algunos doctores, abogados, ingenieros, o lo que sea. Pero, hay otros, que no podemos decidir, no tenemos una visión tan clara de nuestro futuro como los demás. 

En América Latina apenas el 27% de los jóvenes en edad universitaria, están en la universidad y otras instituciones de educación terciaria. Comparado con 69% en los países industrializados, según datos de la OCDE. Más específicamente, sólo 20% de los jóvenes brasileños, 24% de los mexicanos, 25% de los colombianos, 31% de los peruanos, 40% de los venezolanos, 42 por ciento de los chilenos y 60% de los argentinos se inscriben. Pero en la mayoría de los demás países latinoamericanos se recibe un porcentaje mínimo. 

Hay un consenso entre los expertos de que en esta economía los países necesitan tener por lo menos 12 años de educación formal para que puedan tener las herramientas con que competir en la economía global. En Latinoamérica el promedio de escolaridad es de 6 años, osea la mitad. Y en mi país, es de 2.3 años. Es algo verdaderamente triste. 

Los factores son diversos, pueden ser económicos, sociales, geográficos, lingüísticos y políticos, no hay inversión en infraestructura, el sistema educativo no es el mejor para todos los estudiantes, y podríamos seguir con una larga lista. 

Pero como dijo el conferencista Dante Gebel, el mayor problema de los jóvenes latinoamericanos es la desesperanza. El no tener un sueño, una visión de un futuro mejor, aspiraciones y esperanza de que pueden lograr grandes cosas. 

Pero, me pregunto, ¿cuántos niños, jóvenes y adultos tienen sueños? 

Prefiero apuntar alto y fallar, que apuntar al suelo y acertar.

0 notas

Anónimo preguntó: Cual fue la ultima pelicula que fue a ver al cine?

Monsters University. Me pareció genial. Es una buena historia y tiene una gran cantidad de detalles. Por ejemplo, ¿has notado que cuando uno escribe con marcador, el brillo del color va disminuyendo con el paso del tiempo? Pues en la película, Mike Wazowski marca los días en el calendario y hay una escena donde se mira la diferencia del color el día que lo marca a los días anteriores que son más opacos. Me pareció un buen detalle y el render es muy real también. Saludos :)

2 notas

Cookverter

osukaa:

Cookverter, un app de iOS apuntada a personas que les gusta cocinar pero les cuesta las conversiones de unidades porque a veces no hay conversion directa. Esta app permite realizar conversiones facil y rapidamente.